RESOLUCIONES TEAC

La Base de Datos de Doctrina y Criterios del TEAC (DYCTEAC), publica las siguientes Resoluciones de interés:

Criterio 1 de la resolución 04616/2015/00/00 del 25/09/2018
Impuestos Especiales. Incumplimientos formales en el ámbito de los Impuestos Especiales y su trascendencia. Efectos de los incumplimientos formales en la aplicación de exenciones y tipos reducidos. No automatismo de los efectos. Cambio de criterio.

Criterio: 

El mero incumplimiento de los requisitos formales en el ámbito de los Impuestos Especiales, que deben ser respetados en virtud del Derecho nacional para obtener una exención o tipo reducido, no puede acarrear la automática pérdida de dichas ventajas fiscales. Le corresponde al obligado tributario la prueba de que se han cumplido las exigencias de fondo necesarias para que los productos sean utilizados para fines que den derecho al beneficio fiscal. La pérdida del beneficio fiscal solo podrá producirse cuando los órganos de control sobre la base de las pruebas aportadas, acrediten que los productos no han sido utilizados para los fines que dan derecho a exención o al tipo reducido.

Criterio confirmado por el Tribunal Supremo (sentencia de fecha 27 de febrero de 2018, en el recurso de casación 914/2017) que corrige su jurisprudencia sobre los incumplimientos formales en el ámbito de los impuestos especiales y su trascendencia, asumiendo los criterios fijados por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en sus sentencias Roz-Swit, de 2 de junio de 2016 (asunto C-418/14) y Vakaru Baltijos laivu statykla, de 13 de julio de 2017 (asunto C-151/16).

Supone un cambio de criterio con respecto al contenido en Resolución TEAC, RG 00/01505/09 (11-05-2010), entre otras.

RES TEAC 04616-2015-00-00, de 25-09-18

 

Criterio 1 de la resolución 05790/2015/00/00 del 25/09/2018
IVA. Exenciones. Operaciones financieras de mediación en la venta de acciones. Mediador sin un interés propio en la operación en la que media.

Criterio: 

En una reclamación entre particulares relativa a la repercusión del impuesto se discute su procedencia en un contrato calificado como “de presentación de compradores”, que la reclamante entiende como exento conforme al artículo 20.uno.18º.m) de la Ley del IVA, en tanto que mediación en operaciones financieras. En este caso, las operaciones en cuestión consisten en una trasmisión de acciones en entidades con actividad empresarial.

Tanto en la jurisprudencia del TS como en el derecho de la Unión Europea, se considera un contrato de mediación aquél en el que existe un tercero que tiene como labor la función de aproximación entre dos partes, sin un interés propio respecto a su contenido, con vistas a la realización de la operación en la que se media.

Del análisis de las cláusulas del contrato suscrito entre las partes, en el que la entidad que presta el servicio se compromete a la presentación de posibles clientes, procurando la transmisión de las acciones de la reclamante y percibiendo por ello una contraprestación que depende de que efectivamente se lleve a término la operación y se cuantifica en proporción a su contraprestación, ha de concluirse que los servicios prestados constituyen servicios de negociación o mediación en operaciones financieras de los contemplados en el artículo 20.uno.18º.m), exentos por tanto.

Reitera criterio de RG  00/03435/2008 (22-09-2009) y  RG 00/01279/2007 (01-12-2009).

RES TEAC 05790-2015-00-00, de 25-09-18

 

Criterio 1 de la resolución 05879/2014/00/00 del 25/09/2018
IVA. Deducciones. Prorrata general. Cuotas soportadas por Universidades en sectores diferenciados de su actividad (enseñanza, investigación básica y aplicada, operaciones no sujetas). No consideración de actividad empresarial a la Investigación básica; consideración como gastos generales deducibles. (Cambio de criterio)

Criterio: 

Dentro de la actividad investigadora de la universidad cabe distinguir entre investigación básica y aplicada. Respecto a la primera, se pueden distinguir a su vez dos bloques, que son, de una parte, el que engloba los que han dado lugar a patentes, las cuales pueden ser cedidas a terceros a cambio de una contraprestación fijada en condiciones normales de mercado y, de otra, el que integraría el resto de los proyectos, que no tienen otra finalidad que trasladar el conocimiento a la sociedad, sin ánimo de obtener contraprestación alguna derivada de los mismos.
La Universidad es una entidad de Derecho Público que, de acuerdo con su normativa reguladora, puede desarrollar una función pública de acuerdo con los criterios fijados por el TJUE en diversas sentencias.

La actividad de investigación básica, cuando en ella no concurre el ánimo de explotar empresarialmente los resultados obtenidos de la misma, no pueda calificarse de actividad empresarial a los efectos del IVA, en la medida en que en el desarrollo de la misma no se realizan operaciones a título oneroso o que puedan estar relacionadas de manera directa y específica con el resto de transacciones sujetas al tributo efectuadas por ella. Antes bien, nos encontramos ante una actividad en la que una Administración pública, en el ejercicio de una función pública, lleva a cabo actividades que le son dadas en tanto que tal y que se ubican al margen de lo que cabe entender como actuación empresarial o profesional a los efectos del impuesto (cambio de criterio).

En cuanto al alcance del derecho a la deducción del IVA soportado en relación con la misma, se concluye, sobre la base de lo dispuesto por el TJUE (sentencias de 8-6-2000, Midland Bank, C-98/98; 22-10-2015, Sveda, C-126/14, y 10-11-2016, Baštová), que los gastos soportados en la adquisición de bienes y servicios destinados a la realización de proyectos de investigación básica que carezcan de proyección empresarial, podrán considerarse gastos generales de la reclamante en la medida en que se acredite que los mismos coadyuven a la mejora en el renombre, proyección científica o académica, visibilidad o publicidad de la reclamante.

Lo anterior se dispone una vez identificada la parte en la cual ha de entenderse que los proyectos de investigación básica se relacionan con operaciones sujetas al IVA y no exentas (la primera parte antes referida), cuyas cuotas soportadas se admiten como deducibles.

Se considera adicionalmente que los gastos correspondientes a determinados centros gestores con finalidades propias, como promoción de agregaciones estratégicas entre universidades y otras instituciones,  creación de “ecosistemas de conocimiento” que favorezcan el empleo, la cohesión social y el desarrollo económico territorial; así como gastos de bibliotecas y facultades relativos a adquisición y suscripción de recursos documentales, información y bases de datos de carácter científico-técnico necesarios para el apoyo de los proyectos de investigación, se considerarán gastos de proyección general que han de deducirse de acuerdo con la regla de la prorrata general  cuando  el sujeto pasivo no aporte datos que permitan vincular exclusivamente dichos gastos con la actividad de investigación aplicada.

Modifica criterio de RG 5477/2008 (25-05-2010), RG 3972/2010 (15-11-2012), RG 4552/2004 (16-05-2007). 

RES TEAC 05879-2014-00-00, de 25-09-18

 

Criterio 1 de la resolución 04588/2015/00/00 del 20/09/2018
AJD. Declaración de obra nueva. Base imponible. Determinación de la base imponible. “Valor real del coste de la obra”.

Criterio: 

En los supuestos de declaración de obra nueva, el “valor real del coste de la obra”, no puede salir de un método técnico de valoración que, partiendo de un valor de referencia o unitario y aplicando una serie de coeficientes, determine lo que sería el valor real o de mercado del inmueble. Por ello, el valor real de lo edificado no puede conducir a la valoración del inmueble como resultado final de la obra nueva, sino el coste de ejecución del mismo, conceptos ambos (coste de ejecución frente a valor del inmueble terminado) que no tienen por qué coincidir, pues por ejemplo en la valoración del inmueble pueden influir factores como la localización del mismo o su uso que no tienen por qué afectar al coste de ejecución.

Se expone el criterio emanado desde la Sentencia del TS de 9 de abril de 2012 según el cual el dato clave, a este respecto, es: el “valor real del coste de la obra” el cual no puede salir de un método técnico de valoración.

RES TEAC 04588-2015-00-00, de 20-09-18

 

Criterio 1 de la resolución 04429/2017/00/00 del 18/09/2018
Procedimiento inspector. Duración de las actuaciones. Cómputo de dilación consistente en incomparecencia del obligado tributario.

Criterio: 

Según criterio del Tribunal Supremo, en un supuesto en el que el obligado tributario no comparece, y la Inspección no refleja esta circunstancia ni lleva a cabo actuación alguna de impulso del procedimiento, dejando transcurrir varios meses hasta efectuar una segunda comunicación de continuación del procedimiento con requerimiento de nueva comparecencia, este periodo no debe computarse como dilación imputable al contribuyente. Sin embargo, si la Inspección no permanece inactiva, sino que, como el Tribunal Supremo recomienda, acude a otros medios que el Ordenamiento le habilita, e inicia y continua una serie de requerimientos a empresas y entidades bancarias, “no cabe aquí oponer, para evitar computar dilación a la reclamante, que la Inspección llevó a cabo esas actuaciones. Ello situaría a la Inspección en una situación “kafkiana”, en un callejón sin salida, pues de estar parada incurriría de nuevo en la tacha atribuida por el TS para no computar dilación al contribuyente; con lo que, en última instancia, se estaría haciendo de mejor condición al contribuyente sistemáticamente incompareciente.”

RES TEAC 04429-2017-00-00, de 18-09-18

 

Criterio 1 de la resolución 04587/2015/00/00 del 13/07/2018
AJD. Declaración de obra nueva. Base imponible. Determinación de la base imponible.”Valor real del coste de la obra”.

Criterio: 

En los supuestos de declaración de obra nueva, el “valor real del coste de la obra”, no puede salir de un método técnico de valoración que, partiendo de un valor de referencia o unitario y aplicando una serie de coeficientes, determine lo que sería el valor real o de mercado del inmueble. Por ello, el valor real de lo edificado no puede conducir a la valoración del inmueble como resultado final de la obra nueva, sino el coste de ejecución del mismo, conceptos ambos (coste de ejecución frente a valor del inmueble terminado) que no tienen por qué coincidir, pues por ejemplo en la valoración del inmueble pueden influir factores como la localización del mismo o su uso que no tienen por qué afectar al coste de ejecución.

Se expone el criterio emanado desde la Sentencia del TS de 9 de abril de 2012 según el cual el dato clave, a este respecto, es: el “valor real del coste de la obra” el cual no puede salir de un método técnico de valoración.

RES TEAC 04587-2015-00-00, de 13-07-18

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies